Elecciones: costó $ 2.000 millones imprimir todos los votos en 2021.

En el inicio del debate legislativo, un repaso de los subsidios que recibieron los partidos políticos en las últimas elecciones nacionales para imprimir casi 1.400 millones de votos “tradicionales”.

Política 06/05/2022

189_cost-2-000-millones-imprimir-todos-los-votos-en-2021-ch.jpg

En el inicio del debate parlamentario por la implementación de la boleta única de sufragio, es pertinente poner en perspectiva el costo que tiene para el Estado argentino subsidiar la impresión de las papeletas, un dinero contante y sonante que reciben los partidos en cada elección y que administran a su antojo, con mínimas auditorías.
 
Sólo en el último proceso electoral, en las Paso de septiembre y las legislativas de noviembre, fueron más de casi 2.000 millones de pesos: 1.052 millones para las papeletas que se utilizaron en la interna obligatoria y 914 millones en la general; un total de 1.967.163.767 pesos.
 
Los datos surgen de un relevamiento hecho por La Voz de los balances presentados por las agrupaciones ante la Cámara Nacional Electoral. Allí se consigna el monto que recibió cada partido y los reintegros que realizaron a la Dirección Nacional Electoral, el organismo del Ministerio del Interior que reparte estos fondos.
 
En general, no hubo diferencias entre los partidos a la hora de utilizar los recursos: desde el Frente de Izquierda hasta los libertarios recibieron el subsidio estatal y presentaron facturas que justifican el gasto en su totalidad, sin devolver los sobrantes como lo establece la ley de financiamiento de los partidos políticos.
 
POCO (O NADA) TRANSPARENTE
 
La ley de financiamiento de los partidos políticos establece que cada lista que participa en las Paso –lista, no agrupación– debe recibir fondos públicos para imprimir una cantidad de votos que le permita cubrir la totalidad del padrón.
 
Así, en las Paso, los partidos presentaron facturas por 1.052.304.808 pesos, y justificaron la impresión de 867.463.991 papeletas para un padrón nacional de 24.406.798 habilitados.
 
Es decir que por cada elector los partidos habrían impreso 35,5 boletas en todo el país. Sin embargo, no hay una auditoría respecto de la cantidad, y se confía en lo que figura en la factura de la imprenta.
 
El monto del costo de impresión de boletas para las Paso podría ser mayor algunas listas dejaron asentados en los respectivos balances que no recibieron fondos para la impresión de boletas, pero podrían haber iniciado un trámite ante el respectivo juzgado con competencia electoral para reclamar el depósito.
 
EN LAS GENERALES
 
Para las generales, los montos crecen notablemente, porque el subsidio debe alcanzar para que cada lista (ahora sí, una por partido o alianza) imprima los votos equivalentes a dos padrones y medio.
 
Así, según el relevamiento realizado por La Voz en la base de datos de la Cámara Nacional Electoral, para los comicios legislativos del 14 noviembre los partidos imprimieron 523.632.110 votos. Al menos, esa cantidad justificaron para recibir 914 millones de pesos.
 
Entre ambas elecciones (Paso y la general legislativa), el conjunto de los partidos políticos presentaron facturas de impresión por 1.391.096.101 votos.
 
De utilizarse boleta única en ambas elecciones, la impresión no superaría las 53.694.955, incluyendo el plus de 10 por ciento de ejemplares para caso de reemplazos por errores.
 
LOS REINTEGROS, MÍNIMOS
 
Aunque la ley de financiamiento de los partidos políticos establece que cada lista o agrupación, tanto en las Paso como en las generales, está obligada a reintegrar los fondos que no hayan utilizado, las devoluciones registradas son mínimas, y en general ocurrieron en Córdoba, donde Encuentro Vecinal hizo de esta acción una bandera de campaña.
 
En el caso de las Paso, están asentadas devoluciones por 44,7 millones de pesos, frente a los 1.052 millones de pesos que recibieron las 361 listas que compitieron en todo el país.
 
Para las generales, se reintegraron 21,8 millones de pesos sobre un total de 914.6 millones de subsidios que recibieron las 130 listas que disputaron en todas las jurisdicciones.
 
OTROS BENEFICIOS
 
Además de transparentar el financiamiento de los partidos políticos, la boleta única demanda menos fiscalización de los partidos políticos, desalienta el clientelismo mediante la entrega de votos y anula la posibilidad de “marcar” cómo vota el ciudadano.
 
CÓRDOBA LIDERÓ LA DEVOLUCIÓN DE LOS FONDOS
 
De los casi 2.000 millones de pesos que recibieron el conjunto de las listas que compitieron en 2021, sólo se devolvieron al Ministerio del Interior 66,5 millones de pesos, lo que representa un tres por ciento de los subsidios distribuidos.
 
De los 66,5 millones reintegrados por las listas de todo el país, 44,3 millones fueron aportados por las de Córdoba. Sin embargo, la devolución no fue igualitaria: Encuentro Vecinal, el partido que lidera Aurelio García Elorrio, giró al Ministerio de Interior 23,8 millones de pesos (6,6 millones en las Paso y 17,2 millones en las generales).
 
De hecho, Encuentro Vecinal enarboló esta bandera como parte de su campaña electoral, particularmente en las Paso. En esos comicios, de los 44,7 millones de pesos reintegrados 24,1 millones fueron de distintas listas: además de Encuentro Vecinal, devolvieron algunas listas de Juntos por el Cambio, la de Hacemos por Córdoba y los libertarios.
 
En las generales, en cambio, prácticamente no se asentaron restituciones de fondos públicos fuera de Córdoba: de los 21,8 millones en todo el país, 20,2 millones salieron de Córdoba, y de este monto, 17,2 millones aportó Encuentro Vecinal y 2,8 millones el Frente de Todos. Juntos por el Cambio, a diferencia de lo que ocurrió en las Paso, no asentó ninguna devolución.
Abogado Laboral Cordoba

Más de Política

Comentá esta nota