Abramenia pedalea cuesta arriba entre el PJ nacional y provincial para armar un proyecto departamental

El plan ambicioso es ensamblar a los dos espacios que mantienen una fuerte diferencia política.

Política y Sociedad 16/05/2022

121_abramenia.jpg

El jefe comunal de Villa Gutiérrez, Osvaldo “Cabezón” Abramenia, pedalea cuesta arriba para proyectar su candidatura departamental para el año 2023. 
 
El plan ambicioso es ensamblar, con todo lo que significa eso, al PJ nacional y provincial en un solo proyecto político. 
 
Las pronunciadas diferencias que existen entre ambos espacios parecen ser, por ahora, el principal obstáculo para cercar esa idea. 
 
Un militante deanfunense que adhiere a su proyecto desde que desembarcó en Deán Funes, confió que el plan del jefe comunal es sumar una o un schiaretista para que lo acompañe en la fórmula departamental. 
 
“Está buscando una mujer u hombre del palo del PJ provincial para conformar una fórmula fuerte, él tiene buena relación con los dos espacios (nacional y provincial) pero tiene la necesidad sumar un referente del peronismo cordobés para armar una alianza fuerte”, soltó este militante.
 
Esta semana también se conoció que el “Cabezón” tiene una servilleta con posibles nombres para que lo secunden, y aparentemente la encabezarían tres o cuatro nombres de Quilino y Villa Quilino, el segundo distrito grande del Departamento después de la ciudad cabecera (Deán Funes).
 
Aunque aún no se develó oficialmente, todo indicaría que el propósito es englobar un proyecto con algún referente de la Unión Federal Vecinal, el partido político que lidera desde el año 2019 la intendenta de Mabel Godoy.
 
“Sería lo ideal para que el PJ no pierda la banca, Juntos por el Cambio va hacer una buena elección y el peronismo tiene que conformar un frente potente, en algún momento hubo diferencias entre Abramenia y Godoy pero hay que dejarlas de lado para retener la banca”, emitió este militante. 
 
Sobre esta posibilidad, desde el sector de Mabel Godoy prefieren no adelantar opiniones y aguardar la decisión del “Gringo” Schiaretti o, en su defecto, de Martín Llaryora, el precandidato a suceder al gobernador.
 
CON EL PJ DEÁN FUNES
 
Por encima de la buena relación que el “Cabezón” mantiene con la legisladora Kyshakevych, dentro de su espacio estiman que aún resta sentarse a dialogar con parte de la vieja estructura del peronismo deanfunense para completar el rompecabezas. 
 
En esa estructura que hoy dirige el Departamento Ischilín hay más de un nombre dando vueltas y para Abramenia es clave adosar ese apoyo, un requisito necesario para deslizarse tranquilo de cara al 2023. 
 
Uno de los nombres pronunciados en ese grupo es el de Carolina Juncos, una militante que suena como parte del relevo dirigencial del departamento. 
 
Otro que no es mencionado por el momento es el “Negro” Darío Luna, pero que por su amistad con Martín Llaryora también podría ser una alternativa. 
 
VIRTUD Y DEBILIDAD 
 
Puertas adentro, en el sector que comanda Abramenia aseveran que la gestión de las obras nacionales para varias localidades puede ser una carta fuerte para su candidatura en 2023, pero también consideran que no es el todo, al unísono analizan que no trabajar territorialmente el departamento es una de las debilidades que tiene el jefe comunal de Villa Gutiérrez, un defecto que por el momento nadie capitaliza.
 
Abogado Laboral Cordoba

Más de Política y Sociedad

Comentá esta nota